El doble problema de riesgo moral de la intervención del BCE

El riesgo o azar moral es un concepto económico que, en términos generales, describe aquellas situaciones en las que las consecuencias de las acciones de un individuo son soportadas por terceros, lo que provoca un comportamiento más irresponsable por parte de éste. Veamos algunos ejemplos:

  • Cuando un conductor cuenta con un seguro a todo riesgo tiende a ser menos prudente en su conducción.
  • También surge un problema de riesgo moral con los bancos cuya quiebra supone una amenaza para la estabilidad del sistema financiero en su conjunto. Estos bancos cuentan con la garantía implícita de que el Estado se hará cargo de sus deudas en caso de quiebra por lo que los prestamistas de estos bancos tienden a ofrecerles una financiación más barata y abundante que la que ofrecerían en caso de no contar con tal garantía.

También durante la crisis de la Eurozona, se ha hablado en numerosas ocasiones del problema de riesgo moral que entrañan las compras de deuda de países en apuros por parte del BCE. Así por ejemplo, durante la primera ronda de compras en 2010, el gobierno italiano, aprovechando la reducción de sus costes de financiación, pospuso muchas de las reformas que tenía previsto llevar a cabo.

Sin embargo, cuando el BCE interviene no sólo se observan comportamientos irresponsables por parte de los países en apuros. Así, en la cumbre del pasado 29 de julio, cuando la Eurozona volvía a situarse al borde del precipicio, se acordaron dos medidas que, por primera vez en mucho tiempo, constituían un paso adelante en la solución a la crisis: la creación de un supervisor bancario único (la mítica Unión Bancaria) y la asunción por parte del Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE) de los costes de recapitalización de los bancos una vez estuviese puesta en marcha la Unión Bancaria.

Pero en septiembre el BCE anunció un nuevo programa de compra de deuda pública que relajó sustancialmente la prima de riesgo de España e Italia. Al igual que los malos estudiantes que obtienen un retraso de la fecha del examen no aprovechan el tiempo adicional para estudiar, los países nórdicos negaron rotundamente en la pasada cumbre europea que los costes de la recapitalización de los bancos españoles fuesen a ser asumidos directamente por el MEDE. Por tanto, la ruptura del círculo vicioso entre Estados débiles y bancos débiles (weak sovereigns and weak banks) prometida en la cumbre del verano se volvía a posponer.

 

En definitiva, el problema de riesgo moral del BCE no sólo se deriva de la irresponsabilidad de los países en apuros sino también de los países nórdicos. Si esta irresponsabilidad no se soluciona, pronto podremos encontrarnos con tantos detractores de la actuación del BCE en Alemania como en España.

Anuncios
Galería | Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s