Escepticismo sobre la tasa Tobin

En 1971 James Tobin propuso gravar con un ligero impuesto las operaciones en el mercado de divisas. Su objetivo, en palabras del propio Tobin, era “echar arena a los monumentales engranajes de las finanzas internacionales”, es decir, limitar los movimientos especulativos sobre los mercados de divisas que entonces amenazaban con provocar el colapso del sistema monetario de Bretton Woods.

En dicho sistema, existía un tipo de cambio fijo del dólar con respecto al oro de 35 dólares por onza. A su vez la fluctuación máxima permitida para el resto de monedas participantes con respecto al dólar era del +/-1%. Los bancos centrales de cada país eran los encargados de comprar y vender las monedas oportunas para subsanar posibles desequilibrios. En este contexto un impuesto del 0,1% como el propuesto por Tobin sobre la compra de divisas hubiese facilitado la labor de los banqueros centrales. No obstante, difícilmente hubiese evitado la ruptura del sistema que se produjo definitivamente en 1973, ya que dicha ruptura se produjo por las reticencias de Estados Unidos a controlar el crecimiento de su oferta monetaria.

Poco a poco la tasa Tobin fue cayendo en el olvido hasta que se produjo la crisis financiera de 2007-2008. Entonces, en la reunión del G-20 del otoño de 2008, se planteó crear un impuesto sobre la compraventa de prácticamente todo tipo de activos financieros (acciones, bonos, derivados…) con el objetivo de limitar la especulación. Finalmente, esta semana once países de la UE, entre ellos España, acordaron gravar con un impuesto del 0,1% la compraventa de bonos y acciones y con un 0,01% la de derivados.

El objetivo fundamental de esta tasa es doble: limitar la especulación y obtener fondos para las exhaustas arcas europeas. No obstante, el cumplimiento de estos dos objetivos podría verse erosionado por varios motivos:

En primer lugar, la especulación no es mala en sí misma. De hecho, en una gran mayoría de los casos, el especulador actúa como el niño que le dice al emperador que va desnudo. Así, esta semana el FMI hablaba de que la prima de riesgo española no se justifica por los fundamentos de nuestra economía sino que existe un componente especulativo importante pero, al mismo tiempo, anunciaba que si los problemas europeos no se resuelven la prima podría dispararse hasta los 750 puntos. Por tanto, los especuladores nos están llamando la atención por los problemas no resueltos.

En segundo lugar, un impuesto del 0,1% sobre la compra-venta de deuda pública parece insuficiente para desalentar de manera significativa los ataques sobre la deuda española, ya que las fluctuaciones diarias de ésta sobrepasan este porcentaje en muchas ocasiones.

Por último, la utilidad de la tasa europea como instrumento recaudatorio también es limitada mientras que no sea aplicada por todos los países del mundo. Así, es probable que la actividad de centros financieros de países que han aplicado la tasa como Madrid, París o Berlín se desplace a centros de otros países que han optado por no aplicarla como Londres, Nueva York, Hong Kong o Singapur.

 

En definitiva, la tasa Tobin es un impuesto loable en tanto que permite gravar indirectamente las rentas del ahorro, las cuales generalmente disfrutan de una fiscalidad más favorable. Sin embargo, mientras que la tasa no sea aplicada de forma global su recaudación será limitada.

Por otra parte, su utilidad como instrumento anti especulación no sólo es reducida sino que además resulta también poco deseable. Antes de criticar la actuación de los especuladores deberíamos hacer un ejercicio de autocrítica y ver cuáles son nuestros puntos débiles que dan lugar a tales ataques.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s